MaMilManeras por BabyDove

Animadora infantil

Yo fui animadora infantil. Tenés que controlar durante 4 horas a decenas de niños …. ¡ay, ay, ay!
Decenas de gurises altamente excitados porque muchas mamis y papis te los entregan: “Cansámelo bien cansadito, y que coma mucho!” Vamo arriba gente, un poco de sororidad!
Y ahí los tenés a los gurises todos tomando refresco, con mucha azúcar, comiendo papitas con mucha sal y saltando en el pelotero con mucha fuerza.
Esa experiencia laboral me marcó para siempre, por lo menos para dos cosas bien importantes en mi vida. Yo creo que ahí asumí que podía ser madre. Si puedo manejar 30 pibes que no conozco y no me dan ganas de salir corriendo, entonces puedo tener hijos.
Y soy consciente de que buena parte de lo que hago en Improvisación en los escenarios, la apliqué ahí con los niños, niñas, niñes. Nivel de dispersión 1000. Si podés con 30 niños, podés con lo que sea. ¡Me siento la Mujer Maravilla cuando daba el giro y se transformaba!

Cuando voy a cumpleaños infantiles me agarran los gurises. Ya hay animadores contratados pero me agarran a mí! Soy como la Xuxa de Sayago, Saxago debería decir. “¡Xu xu xu, xa xa xa…. “Flo Flo Flo, Fla Fla Fla  hoy vine a comer no vine a trabajar!”