MaMilManeras por BabyDove

La pesadilla de los cumpleaños infantiles

¿Solo a mí me pasa el agua cuando llegan estos “eventos”?
Cuando mis hijos nacieron juré no estresarme con las fechas de cumple y la organización de lo que bien podría ser, la fiesta de la revista Gente.

Familiares que se ofenden si no los invitás, niños que aparecen como hormigas y panchos y animadores. Azúcar. Mucho de eso y de rebotar.

Los precios son para Paris Hilton.
Tengo la suerte de vivir en un hogar hermoso pero que es apartamento. ¿Quiero acaso que treinta niños se den contra mis paredes? Claro que no, es la respuesta.

Si usted sufre de asma o del corazón, ni quiera saber lo que cuesta festejarle el cumple al retoño en un salón.

Y claramente, cuando su hijo termine ese día , drogado con azúcar y chizitos; lo mire y le diga “pasé genial”, toda la aventura survivor, habrá valido la pena.

Porque nada es mejor que celebrar la vida. Y lo mejor de la vida; que son ellos.